Jorge Gallardo Bernal / Aficionado

Desde antes del inicio de la temporada, ya sabíamos que ésta iba a ser diferente. Podíamos suponer que en cualquier momento iba a haber alguna interrupción, aplazamiento de partidos, confinamientos, etc. Pero lo cierto es que cuando escribo estas líneas, el CS Puertollano aún no ha disputado ningún partido de liga cuando estamos ya en la tercera semana del Campeonato.

Como debut liguero, teníamos un clásico provincial frente al Manchego, el cual fue aplazado al tener que aislarse el equipo local, ya que la semana anterior jugaron un amistoso frente al Don Benito, club que comunicó dos positivos en su plantilla. En la segunda jornada, cuando toda la afición azul esperaba volver a ver rodar el balón en El Cerrú en liga, quedó también aplazado por dar positivo un jugador de La Roda.

Esto no ha supuesto un parón en el ritmo de partidos del equipo, sino que le ha permitido concentrarse en su competición talismán, la Copa Federación. En su fase autonómica o Copa JCCM, el equipo industrial se alzó con el trofeo de campeón tras eliminar al CF La Solana, CD Toledo, y en la final, a la UB Conquense.

En La Moheda, los azules eliminaron a La Solana en la tanda de penaltis, tras un encuentro sin goles. En la siguiente ronda, frente al Toledo, también fueron los lanzamientos de penaltis los que decidieron el pase del Puerto a la final, en este caso tras conseguir empatar en la segunda parte y remontar el 0-2 del primer tiempo. De nuevo en casa, el Puertollano se impuso al Conquense por un gol a cero, levantando el Trofeo JCCM, pasando así a la fase nacional de la Copa RFEF.

En ella, por sorteo, quedamos encuadrados en el grupo D. En Dieciseisavos visitamos la Nueva Condomina, ahora rebautizado como Enrique Roca de Murcia. Fue un encuentro muy igualado donde pudimos ver al equipo jugarle de tú a tú a un histórico, como es el Real Murcia, en su propio estadio. En él, finalizaron los noventa minutos sin goles en el marcador. Nos fuimos a la prórroga y a los pocos minutos de comenzar la segunda parte de ésta, llegó el gol que nos dio el pase a Octavos. Un tanto de Hêndrio en el 107’ que valía oro para el conjunto minero. Tras ello, nos tocaba recibir en El Cerrú a la UDC Torredonjimeno, equipo que también hizo sus méritos eliminando a todo un Recreativo de Huelva. Aunque en este caso, era el Decano quien visitaba tierras jienenses. En los primeros minutos se adelantaron los visitantes y cuando empezábamos a recordar los fantasmas que aparecieron durante la primera mitad frente al Toledo, llegó el empate antes de que esta acabara. Esa sensación se esfumó a lo largo de la segunda parte cuando el equipo se refrescó tras las primeras sustituciones. Ello supuso un punto de inflexión que dio lugar a un gran final del partido, reseñando el hat-trick de Iván Limón para finalizar con un resultado de 5-2 y el pase a Cuartos de este trofeo.

Nuestro siguiente rival era el UCAM Murcia, conjunto de nuevo murciano. La primera mitad del encuentro fue muy buena para los azules, tanto que se podía dudar cuál era el equipo que militaba en superior categoría. Doménech anotó para el conjunto industrial en el minuto 11, pero la victoria solo duraría hasta poco antes de acabar la primera parte cuando el gol de los visitantes supuso un jarro de agua fría. En el segundo tiempo y en la prórroga ambos equipos estuvieron más igualados, aunque acertaron los visitantes con un tanto en el 99’. El Puerto lo seguía intentando, no se dio por vencido. Aún así, caímos derrotados de pie, con honor, pero acabamos despertando del sueño de la Copa. Debemos de estar orgullosos de lo realizado por este equipo. Se prevé una temporada difícil, pero sin duda apasionante para todos.